lunes, 19 de marzo de 2018

Bizcocho vegano de limón, limón

Después de un invierno muy movidito, ya estoy de nuevo por aquí.

Y es que poco antes de Navidad me dió la picá del punto, ¡vicio total!, no os lo podéis imaginar, y desde entonces he hecho dos mantas, dos cojines y dos gorras, todo a pares, como la varas de nardo, a cual más chuli, que no es por fardar, pero me ha quedado muy bonito todo, ya os lo enseñaré en otra ocasión, que hoy toca receta, aunque antes os echaré mi rollillo particular de turno.

Pues este invierno, aparte de cambiar la cocina por el punto, hacer dos tartas  para los correspondientes cumpleaños, aunque no cumplí 22 (¡qué más quisiera!, ja, ja...), dedicarles un poquito de tiempo a nuestras madres (que poco a poco te das cuenta de que quisieras pasar más tiempo con ellas) y algunas cosillas más, he estado dandole los últimos toques a un proyecto muy bonito que tengo entre manos y que espero poder presentaros pronto.

Y ahora ya sí que no me enrollo más y  vamos a lo que vamos. 


Después de las tartas maravillosas que se ven últimamente en facebook (el no va más ha sido una tarta arco iris con piñata de lacasitos dentro, una pasada), pues he decidido traer por aquí recetas de bizcochos simples de toda la vida, de esos que no son especialmente vistosos pero gustan a todos. Hoy vamos con un bizcocho esponjosito para los amantes del limón, limón (y sí, lleva DOS  limones).

Y aquí va la recetilla:
 
250 gr harina integral de espelta
2 cucharadas de linaza molida + 4 cucharadas de agua
2 limones ecológicos
40 gr aceite de oliva
60 gr xilitol
200 gr leche vegetal
1 cucharada de levadura (12 gr)
1 pizca de sal
Xilitol molido para decorar.

Batimos la linaza molida con el agua y dejamos reposar.
Mezclamos la harina con la levadura, la sal, la estevia, el xilitol y la ralladura de los dos limones (al rallar los limones hay que tener cuidado de no pillar parte blanca, porque si no saldrá el bizcocho amargo).

Con la batidora trituramos uno de os limones al que habremos quitado la parte blanca y las pipas para que no amarguen.

Mezclamos la linaza molida con el aceite y batimos bien. Añadimos la leche y volvemos a batir.

Incorporamos el limón triturado y la mezcla de linaza, aceite y leche vegetal a los ingredientes secos. Mezclamos con una espátula procurando no batir.

Vertemos la masa en un molde alargado previamente engrasado y enharinado y lo metemos en el horno precalentado a 180° durante 35-40 minutos. Hacemos la prueba del palillo y dejamos enfriar.

Una vez frío lo desmoldamos y con la ayuda de un colador lo espolvoreamos con xilitol molido. 

También se puede cubrir de un baño de xilitol molido con un poquito de limón, pero suele quedar demasiado dulce y pierde la gracia del profundo sabor a limón, limón (ese que pone los dientes laaaargos). 

Truqui: Para darle el colorcito amarillo podéis echarle un poquito de cúrcuma 



Rezept auf Deutsch

Ein leckerer lockerer Kuchen für Zitronenliebhaber.

250 g Dinkelvollkornmehl
2 EL gemahlene Leinsamen + 4 EL Wasser
2 Biozitronen
40 gr Olivenöl
2 x Tsp Stevia
60 g Xylit
1 EL Backpulver
1 Prise Salz
200 ml Pflanzenmilch
Gemahlener Xylit für die Deko

Backofen bei 180°C vorheizen.

Leinsamen mit Wasser schlagen und ruhen lassen.

Zitronenschale vorsichtig reiben, sodass man den weißen Teil nicht erwischt, da der Kuchen sonst bitter wird.

Mehl mit Backpulver, Salz, Stevia, Xylit und geriebenen Zitronenschale gut vermengen.

Bei einer der Zitronen die Körner und den weißen Schalenanteil komplett entfernen und die Zitrone mit dem Stabmixer pürieren.

Öl zusammen mit den Leinsamen verrühren. Milch hinzufügen und weiter mischen.

Pürierte Zitrone und Leinsamenmischung zu den trockenen Zutaten geben und mischen ohne den Teig zu schlagen.

Teig in eine Kastenform geben und im vorgeheizten Backofen ca. 35 - 40 Min. backen. Stäbchenprobe machen.

Kuchen abkühlen lassen. Danach gemahlenen Xylit mit einem Sieb über den Kuchen streuen.

Man könnte den Kuchen auch mit  einem Zuckerguss aus gemahlenem Xylit und etwas Zitronensaft überziehen, aber er wird zu süß und der intensive Zitronengeschmack wird überdeckt.



3 comentarios :

  1. El corte de tu bizcocho de ve genial!!!
    Rocio que de cositas bonitas nos cuentas.
    Pendiente de ver tus obras en lana.
    Y a la espera de que cuentes, cuentes tu proyecto ;-)))
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan tus comentarios, Mijú 😊 Muchas gracias!
      A ver cuándo encuentro un ratillo para subir las mantas y demás (por aquí todavía hace frío y no se despegan, ja, ja).
      Ya os contaré más cositas 🙂

      Eliminar
  2. Maria Angustias Cano Bernal18 de abril de 2018, 5:57

    Hola Rocío,
    Deseando terminar las oposiciones para poder probar tus recetas. ¡Qué buena pinta tiene el bizcocho!

    ResponderEliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.