jueves, 26 de enero de 2017

Remedio contra el frío DIY

Hoy me encuentro en un dilema, y es que una es muy cumplidora, y en mi último post (el de la aventura camino de la compra) os prometí un bizcocho para las tardes de frío, manta y bizcocho con chocolatito caliente, pero ¿cómo vamos a acabar si no para el frío?

 







Antes y después de comer el chocolate 😄







 



no, no, no se puede comer tanto bizcocho, así que hay que buscar otra solución 😲 😂

Pero don't worry, be happy, porque aquí tenemos algo perfecto para el frío, ya que nos calentamos mientras la hacemos y más allá´.

Se puede elegir el color que se quiera, hacerla con restos o comprar la lana (que por supuesto la mía no es de lana de animales), cerrarla o dejarla abierta, al gusto del consumidor (o mejor dicho, del artista).

Yo he elegido un punto que se llama brioche o falso punto inglés, no es difícil, pero hay que poner atención porque los fallos se suelen notar bastante, así que dejaos un rato de whatsapp, facebook y toda esa parafernalia, relajaos, poned vuestra música favorita, y ya estáis tardando en ir a buscar las agujas....

Esta es la que le he hecho a mi hermana, y oye, ¡un exitazo!, sobre todo ahora que casi ha nevado en Málaga
Como véis el punto queda flojito, esponjoso y gustoso. La hice con los restos que le sobró a mi madre de hacer una manta, sólo tuve que añadirle un ovillo de otro color (y con lo que me sobró de ese ovillo hice otra cosa chulísima que os enseño a la primera de cambio).

Y esta otra me la hice a mí misma, que también una pasa frío y tiene que quererse 😊




¿A que ha quedado bonita? y no sabéis lo calentita que es...!
Y ahora vienen los datos técnicos:

Lana necesaria: 300 gr
Agujas: n° 10
Puntos: siempre impares (esto es importante). Depende del grosor de la lana, para la de mi hermana eché 23 porque la lana era para trabajarla con agujas del 6-7 y para la mía 17 puntos (la lana era más gorda, para trabajarla con agujas del 10, y me ha quedado menos floja, más para los fríos suizos que para los malagueños).  
Tiempo: Dos o tres tardes.

¿Y cómo se hace? Pues muy sencillo, aquí os pongo un vídeo en el que lo explica muy bien (yo aprendí de él). La forma de echar los puntos la podéis variar (vaya, yo los echo de otra manera, y ésta me parece algo complicada). Os aconsejo que probéis primero con pocos puntos para hacer una muestra hasta que le cojáis el tranquilo, y no os desesperéis a la primera (ni a la segunda), ya veréis que es súper divertido y sobre todo ca-len-ti-to y todo sin necesidad de bizcochos y calorías 😉


Pues nada, que lo paséis bien y os calentéis mucho. Y si la hacéis no dejéis de compartirla en los comentarios.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.