martes, 29 de abril de 2014

Buñuelos de calabaza (o batata) - Veganiza al Chef

Se nos pasó la Semana Santa sin torrijas ni buñuelos, pero nunca es tarde si la dicha es buena, así que aquí tenemos unos buñuelitos muy ricos de batata (así lo llamamos en Andalucía, en otras regiones se llama boniato, pero es lo mismo y está igual de bueno). 

La receta original nos la proponen Noemí y Alba de Veganiza al Chef, y se trata de los buñuelos de calabaza de Martín Berasategui. Como no tenía calabaza los he hecho con batata y han salido tiernecitos, jugosos, dulcecitos y riquísimos y eso que mientras los hacía no las tenía todas conmigo ;-)


300 gr de calabaza o boniato
60 gr harina integral de espelta
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharada de leche vegetal (yo he usado de soja)
1 cucharada de harina de soja + 2½ cucharadas de agua
1 pizca de sal
Ralladura de media naranja biológica
Aceite de oliva y girasol mezclados para freir
Piel de naranja biológica
Xilitol
Canela en polvo

Calentamos el horno a 200° y asamos la calabaza (yo he usado batata o boniato porque no he encontrado calabaza). A los 50 minutos la pinchamos para ver si está tierna, si es así la sacamos del horno y la pelamos cuando se haya enfriado un poco.

Luego la machacamos con un tenedor y añadimos la harina, la levadura, la sal (para realzar los sabores) y la ralladura de naranja, mezclamos bien, agregamos la harina de soja previamente diluida en agua y la leche de soja. Debe quedarnos una masa suave.

En una sartén echamos el aceite y la cáscara de naranja. Cuando el aceite esté hirviendo vamos echando pegotitos de masa ayudándonos con dos cucharas. Freímos los buñuelos cuidando de que no se quemen y los sacamos a un plato con papel de cocina para que suelten la grasa sobrante.

Cuando estén atemperados los pasamos por xilitol mezclado con canela.

¡Y a disfrutar! Están buenos fríos y calientes.



viernes, 25 de abril de 2014

Cupcakes

Los cupcakes están de moda. Yo nunca he sido amiga de las modas, pero esta es divertida, aunque os aconsejo no abusar, que luego vienen las quejas de los kilitos de más, y toda la gracia que tienen las cremas de colores deja de hacernos tanta gracia y nos da rabia.


He probado a hacer cremas con tofu, yogur y agar-agar, pero si no llevan grasa son acuosas o demasiado densas (si le echamos mucho agar-agar para que espesen), y no se pueden trabajar bien. La mejor opción que he encontrado a la margarina pura mezclada con chocolate o la nata montada vegana, es una crema con harina de maíz (Maizena). El aceite de coco es difícil de trabajar porque si se calienta está demasiado líquido y no emulsiona, y si lo enfriamos demasiado se endurece y no se puede mezclar, hay que cogerle el punto justo.

Mis primeros cupcakes ;-)
Y ahora menos rollo y a lo que vamos:

Como base tomamos las magdalenas con manzanas y nueces. (Si queréis podéis hacerlas sin manzanas o sin nueces)

Para las cremas:

Crema de anacardos:
80 gr anacardos
3 cucharaditas de xilitol
1 chorrito de leche vegetal (soja o avena)
Zumo de medio limón
para darle un color rosa se añade 1 cucharada de zumo de remolacha

Ponemos los anacardos en remojo durante 6 - 8 horas. Luego los batimos con el resto de los ingredientes hasta obtener una crema suave.

Receta básica para cremas:
2 cucharadas de margarina (a temperatura ambiente)
40 gr Maizena
3 puntitas de cuchillo de estevia
1 cucharada de xilitol
250 ml leche de soja o avena

Mezclamos la Maizena con estevia y xilitol con 80 ml de leche vegetal. Ponemos a hervir el resto de la leche. Cuando rompa el hervor la apartamos del fuego y añadimos la mezcla de Maizena, removiendo bien con unas varillas. Volvemos a colocar el cacillo sobre el fuego y seguimos removiendo hasta que espese un poco. De esta forma evitamos que se formen grumos. Vertemos la crema en un bol y ponemos encima de la crema plástico transparente procurando que no entre aire, así no se formará nata. Metemos el bol en la nevera hasta que adquiera la temperatura de la margarina, ahora podemos mezclarlas. Batimos bien hasta obtener una crema suave. Si queda grumosa podemos meterle la batidora. Conservamos en la nevera hasta el momento de usarla.

A partir de esta crema podemos hacer:

Crema de chocolate:
Cuando hacemos la mezcla en seco de Maizena agregamos 1 cucharada de cacao en polvo y 2 de xilitol (en vez de una, ya que el cacao es amargo). El resto es como la receta básica.

Crema de limón:
Hacemos la receta básica con una cucharada menos de leche vegetal. Una vez lista la crema caliente le añadimos una cucharada de zumo de limón (si mezclamos el limón con la leche se cortará). Para el resto seguir la receta básica.

Crema de naranja:
Igual que la crema de limón, pero a la mezcla de Maizena le agregamos ½ cucharadita de cúrcuma y ralladura de naranja bio o unas gotitas de esencia de naranja.

Una vez que las magdalenas se hayan enfriado y las cremas estén frías podemos hacer los cupcakes con mangas pasteleras y mucha imaginación.


  ¡Que os divirtáis y lo disfrutéis mucho!

domingo, 20 de abril de 2014

¡Felices Pascuas!

¿Qué tal la Semana Santa? Cortita, verdad?

Yo hace tiempo que me despedí de las procesiones. A los 18 años me encantaban porque era la única época del año en que podía llegar tarde a casa, pero luego me harté del mogollón, el ruido, tanta gente a mi alrededor y la falta de sentido.

En otros países donde he vivido no hay procesiones, sino que viene el conejo de Pascua y esconde huevos de chocolate en el jardín (donde no hay jardín los esconde en la casa). Por qué lo hace un conejo no lo entiendo mucho, quizás alguno de vosotros sepa decírmelo.
Aquí están los conejitos antes de esconder los huevos de chocolate. 
Por cierto que los conejitos son de un santuario en Alemania



Y luego se echaron a descansar


Bueno, pues como a nosotros eso de los huevos de chocolate no nos va, nos han traído estas imágenes:

Viernes Santo por la tarde:
Sin comerlo ni beberlo se puso a nevar, yo alucinaba
 Sábado:
Huyendo del "país de las nieves" llegamos a las montañas cerca del Klausenpass
Hoy domingo por la mañana hace un rato:
El Domingo de Pascua ha amanecido precioso
Y para endulzarnos el día unos cupcakes de lo más divertido:


 Os deseo a todos un día estupendo y ¡Felices Pascuas!





 

jueves, 17 de abril de 2014

La niña de la bicicleta

"Pues no sería tan niña...". Bueno, es que esto tiene historia.

Hace muchos, muchos años había una niña que quería ir a todas partes en bicicleta, pero en las calles amenazaba el tráfico, ya que en aquella época no había carril-bici. Un día por fin sus padres decidieron que había llegado el momento de dejarle cumplir su sueño dorado, y la niña recorría feliz muchos kilómetros en su bici de acá para allá, y como era algo insólito, la gente la conocía como "la niña de la bicicleta".

La niña creció y descubrió que en otros países la gente utilizaba la bicicleta como medio de transporte, así que se fue a vivir a unos de esos países, y siguió recorriendo muchos kilómetros en bici, pero sin el peligro del tráfico, ya que en esos países sí había carril-bici.

Esta tarde me he dado el primer paseo después del invierno

Adivina, adivinanza, ¿quién era esa niña que sin saberlo vivía ecológica y sanamente?

Y ahora que empieza el buen tiempo podríamos desempolvar nuestras bicis y hacer un poco de ejercicio camino del trabajo, de la compra o del cine (o de donde más coraje nos dé). Nuestro cuerpo lozano y el medio ambiente nos lo agradecerán. Yo he sacado la mía esta tarde.

miércoles, 16 de abril de 2014

Taller de tartas en Einsiedeln

Estoy deseando contaros sobre el taller de tartas que hicimos el sábado pasado en Einsiedeln (sí, esa ciudad pequeña y bonita en la Suiza central. Aquí hasta se aprende geografía ;-))

Esta vez me acordé de hacer fotos del antes:




el mientras:

con alumnas muy atentas...

...y aplicadas

y hasta con "lavavajillas" ;-)
¡viva la creatividad!

a cualquier edad
 y el después:

Tarta de manzana con costra de almendras, cupcakes, tarta de kiwi con crema de coco, tarta Sacher y tarta de queso con mermelada casera de fresas
 



¡Qué bien lo pasamos y qué bueno estaba todo! Todo libre de sufrimiento (huevos, lácteos, miel) y sin azúcar. Es increíble que de unos paquetitos sin pena ni gloria salgan estas cosas tan ricas y tan bonitas, ¿verdad? ¡Me encanta!

El próximo curso lo hacemos a finales de Mayo. Aprenderemos a cocinar con hierbas silvestres (ortigas, dientes de león, ajo de oso...) y por supuesto todo vegano. ¿Quién se anima?

martes, 15 de abril de 2014

Reciclando, que es gerundio. Día de la Tierra

Ayer encontré en el blog Tres Arándanos una entrada super interesante. Se trata de una fiesta para celebrar el día de la Tierra (22 de Abril). Sí, ese planeta en el que vivimos y que olvidamos que es nuestro hogar más querido, que es un sitio precioso, pero que no lo cuidamos adecuadamente, y nos desentendemos, creyendo que tenemos derecho a hacer de él lo que nos de la gana. Bueno, pues resulta que cada uno de nosotros, sí, sí cada uno y una, tenemos una enorme responsabilidad de lo que le pase a este querido planeta llamado Tierra, y la solución a la contaminación no es comprarse un terrenito en la Luna (por cierto que no se llamaría "terrenito", sino "lunecito" o algo así, no?), sino cambiar pequeñas cosas en nuestros hábitos de vida. 


Cuando me he decidido a participar no se me ocurría nada, pero me resultaba raro, porque a mí eso de la ecología siempre me ha interesado mucho. Mi hermano me decía que soy una tacaña, sólo porque reutilizaba las cosas en vez de tirarlas y comprarme otra (siempre he sido una incomprendida, como Calimero).

Foto: online-news.it
¡Soy un incomprendido!

Y de pronto me he dado cuenta de que son cosas tan normales para mí, que ni noto que sea una conducta ecológica. Así que aquí van algunas de esas cosas:



Esta es mi regadera: un bote de tomate triturado de 750 ml, que además me sirve de jarrón para una rosa preciosa que me regalaron el otro día (¡qué ilu!). ¿Pensáis que es cutre?, no tenéis más que verla:

¿Qué os parece?
También reutilizo las bolsas de congelados (que no uso sólo para congelar), aquí las tengo recién lavaditas y secándose:


Las bolsas de comprar verduras en el mercado se pueden reutilizar muy bien para la basura.

Y un invento ecológico y económico:


Del bote grande (que es detergente universal, o sea, para todo) echo un poquito (algo menos de un centímetro) en el bote chico, el resto lo relleno de agua y lo agito antes de echarlo en el estropajo. Probad y veréis que no hace falta más y no tenéis que enjuagar durante un rato luego la espuma que queda en el estropajo, lo que ocasiona un consumo de agua innecesario. No es otra cosa que lo que antes se llamaba "una lejía" (al menos en mi casa lo llamaban así), que era echar un chorrito de detergente en un cacharrito y rellenar con agua. Lo que pasa es que al final la "lejía" que sobraba se tiraba y aquí usamos lo que necesitamos.

Ah!, se me olvidaba. Otra cosa que reutilizo son los vasos de plástico del yogur (son de 400 ml). Me sirven para guardar en la nevera restos de salsas, o incluso cosas secas (pero no en la nevera, claro ;-)), como frutos secos, pan rallado y similar. 

 
Se me ocurren mil cosas más. Esto está chulísimo.

miércoles, 9 de abril de 2014

¡¡ Hoy cumplimos un año !!


                                                               Cumpleaños feliz, 
                                                                cumpleaños feliz,
                                                                te deseamos todos,
                                                                cumpleaños feliz 


Sí, hoy cumplimos nada menos que un año de aventuras en este blog, desde aquella primera tarta de cumpleaños con patitos, pasando por las múltiples mariposas en mis ventanas (que por cierto, creo que ya empiezan a animarse otra vez), las vacas a las que les gusta muuuucho vivir, la tarta de manzana con anécdota y un largo etcétera de lugares, reflexiones y  creaciones artísticas, por eso:

¡¡ MUCHAS FELICIDADES  QUERID
 BLOG !!

Te deseo que sigas tan alegre y animado, que tengas muchos seguidores y te metan muchos comentarios, y que tú y yo sigamos muchos años juntos. Gracias por permitirme expresar al menos una parte de lo que llevo dentro. Y gracias también a todos los que me seguís desde ahí y me animáis con vuestros comentarios.

Y para celebrarlo te he hecho una tartita, espero que te guste.


Y aprovecho la ocasión para felicitar a mi querida hermana pequeña (je, je), que mañana es su cumpleaños:  ¡¡MUCHAS FELICIDADES MARÍA!! El año que viene te prometo una tarta de fresa, aunque ya sabes que ninguna superará nunca las de "tía Sara" ;-P

sábado, 5 de abril de 2014

1er taller de cocina vegana en Einsiedeln


Pues sí, el sábado pasado ocurrió algo histórico: por primera vez en la historia de Einsiedeln (una ciudad en la Suiza central pequeña pero muy bonita, sobretodo el paisaje que la rodea)  tuvo lugar un taller de cocina vegana, y encima lo dio una española: yo ;-)
La expectación era grande con eso de ser el primer taller vegano...

Y yo tan metida en mi papel, que al final se me olvidó hacer fotos. O mejor dicho, al final fue cuando me acordé, así que sólo puedo enseñaros el antes: 




















Y el después:
Crema de calabacín (sin foto), escalopines de apio con salsa tártara, seitán a la piña, bolitas de polenta y tofu en salsa al curry con champiñones
...y de postre crema de aguacates con canela

Lo importante es que nos lo pasamos muy bien, aprendimos mucho (yo también ;-)) y al final todo estaba riquísimo. Algunas alumnas (sí, es que todas eran mujeres, será que somos más valientes, je, je) repiten el sábado que viene, que seguimos con un curso de bizcochos, tartas y cupcakes.

Si os animáis ¡daros prisa que quedan pocas plazas! ;-)