viernes, 31 de enero de 2014

Canelones Rossini - Veganiza al chef

Aquí tenemos de nuevo una receta de Veganiza al Chef. Este mes ha tocado veganizar los canelones al estilo del compositor italiano Gioachino Rossini, al que no sólo se le daba muy bien componer óperas dificilísimas de interpretar, sino que al parecer era un amante de la cocina y excelente cocinero. 


Ingredientes:               
(para 8 canelones)           
                                 
8 placas para canelones (a ser posible integrales)
50 gr soja texturizada fina
1 vaso de agua
3 cucharadas de salsa de soja (shoyu)
1 cebolla mediana
Media latita de paté de champiñones
1 chorrito de vino dulce (opcional)
Aceite de girasol
Sal
2 cucharadas de harina integral
250 ml leche de soja a temperatura ambiente
1 cucharada de Maizena
Margarina
Nuez moscada
Queso rallado vegano

Ponemos a cocer las placas para canelones en una cacerola grande con abundante agua y un chorrito de aceite para que no se peguen. Cuando estén listos los enjuagamos con cuidado y los colocamos sobre un paño de cocina limpio.

Calentamos el agua, la mezclamos con la salsa de soja y ponemos a remojar la soja texturizada. Picamos la cebolla y la freímos a fuego mediano hasta que esté transparente, escurrimos la soja remojada, la añadimos a la sartén con la cebolla y rehogamos durante unos minutos. Reservamos el líquido.

Hacemos una salsa con el paté y el líquido reservado y la echamos a la sartén. Mezclamos bien y por último agregamos un chorrito de vino dulce (esto le dará un toquecillo dulce, por eso es opcional). Dejamos que se reduzca el líquido y así se evaporará también el alcohol.

Aparte hacemos una bechamel espesa con la harina integral, algo de leche y un pegote de margarina. Para que no queden grumos habrá que ir añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover a fuego mediano. Sazonamos con sal y nuez moscada y mezclamos una parte con la masa de soja y paté.

Rellenamos los canelones con esta mezcla y los enrollamos.

Para la salsa mezclamos la otra parte de la bechamel con el resto de la leche de soja (o un poco más si es necesario). Aparte diluimos la Maizena en un poco de agua y la añadimos a la bechamel. Debe quedarnos una salsa ligera y sin grumos. Rectificamos de sal y nuez moscada y repartimos un poco de salsa en el fondo de una fuente resistente al horno, la mía se me ha rajado :-(. Colocamos encima los canelones y los cubrimos con el resto de la salsa. Espolvoreamos el queso vegano por encima y lo metemos unos minutos al grill. Si no tenéis queso vegano podéis moler unos anacardos crudos y mezclarlos con un poco de levadura de cerveza.

¡Y a comer, que se enfrían!

miércoles, 29 de enero de 2014

VeggieWorld

Este fin de semana hemos estado en la VeggieWorld en Wiesbaden (Alemania), la feria para el disfrute sostenible.


Es la cuarta edición de esta feria, con más de 23.000 asistentes y muchísimas cosas interesantes.






Desde productos a base corcho:













                                   a zapatos artesanales
                                         de hans vurst












Conferencias, en las que aprendimos entre otras cosas lo que significa "carnismo":

Carnismo: el sistema de creencia invisible que nos condiciona a comer (determinados) animales

y conocimos a Michael Griesmacher, culturista y maratonista vegano:

También hubo demostraciones culinarias:













y mucho público:



Total, que nos lo pasamos muy bien, acabamos agotados, nos encontramos con mucha gente y aprendimos muchas cosas, ah! y probamos por aquí y por allí desde smoothies a queso vegano, pasando por piñones de cedro y salchichas de altramuz.

¿Quién se anima a la próxima? (en octubre en Düsseldorf)


viernes, 17 de enero de 2014

Cazuela de patatas

Con este frío que hace apetece algo calentito y que llene el estómago, y si encima se hace en un periquete, pues tanto mejor.

Esta receta es originaria de mi bisabuela, que era un excelente cocinera y hacía casi de la nada y con pocos ingredientes unas comidas buenísimas.

 
1 kg de patatas
1 puñados de almendras crudas
1 diente de ajo
1 trozo de pan duro
Aceite de girasol
Sal y pimienta
Cúrcuma
Perejil
1 hojita de laurel

Freímos las almendras y el ajo con un poco de aceite cuidando de que no se quemen. A continuación freímos el pan y molemos todo con la batidora añadiendo un poco de agua. Agregamos la sal, la pimienta y la cúrcuma. Batimos de nuevo y añadimos el perejil.

En una cacerola echamos la salsa de almendra, las patatas peladas y cortadas a cascos gordos y la hojita de laurel. Cubrimos con agua, removemos un poco y ponemos a cocer hasta que las patatas estén tiernas. Habrá que remover de vez en cuando para que no se peguen las almendras al fondo. Rectificamos de sal y listo para comer.

En casa había quien le gustaba machacar las patatas en el plato con un gran tenedor al que le llamábamos “el machuca”.

lunes, 13 de enero de 2014

Tarta de manzana con costra de almendras

 
Esta tarta tiene su historia. Resulta que a la edad de 15 años más o menos, estuve con mis padres en Madrid y nos invitaron a cenar a casa de un tío de mi madre que era embajador (mi querido tío Felipe). Bueno, pues a mi tía le gustaba probar la cocina de todos los países que visitaba y tenía una buena colección de recetas internacionales, de modo que nos ofreció de entrada una vichysoisse, que como supongo que ya sabréis se trata de una crema fría de puerros y patatas (y que estaba buenísima). Pero de pronto ¡horror de lo horrores!, con tantos cubiertos (digno de los mejores anfitriones) me dí cuenta de que me había comido la sopa con la cuchara de postre (y es que era enorme, pero más enorme era la cuchara de sopa, y ahí estaba, al lado derecho de mi plato, delatando mi craso error, ¡trágame tierra!). Con muchísimo disimulo le pregunté a mi madre (que gracias a Dios estaba a mi lado) que qué hacía, y ella, que es muy práctica, me dijo que me comiera el postre con la cuchara de sopa. Y eso hice, y (creo que) nadie se dio cuenta hasta el día de hoy. No hay nada como el disimulo, sobre todo si se tiene 15 años, una timidez enorme y un tío diplomático ;-)

Y esta es la tarta que me comí con la cuchara de sopa. Por cierto que creo que es originaria de Alemania.  



250 gr harina integral de espelta
2½ cucharaditas de levadura en polvo
90 ml aceite de girasol
2 puntitas de cuchillo de estevia
1 cucharada de xilitol
Una pizca de sal
6 cucharadas de agua
4 manzanas tipo Jonagold (dulces y algo ácidas)
70 gr almendras picadas o molidas gruesas
30 gr harina
50 gr margarina
2 puntitas de cuchillo de estevia
2 cucharaditas de xilitol

Encendemos el horno a 180°.
Hacemos una pasta quebrada mezclando la harina, la levadura, la estevia, el xilitol, la pizca de sal y el aceite. Amasamos con los dedos, hasta que nos quede como serrín. Después añadimos el agua y seguimos amasando con las manos. Debe quedarnos una masa ligera, pero que no se desmorone. Si es necesario ponemos un poquito más de agua.

Forramos con la masa un molde redondo de 26 cm Ø previamente engrasado y enharinado, levantando un poco los bordes. Lo metemos en el horno unos 20 minutos.

Mientras se cuece la masa pelamos las manzanas, las cortamos en láminas y las cocemos con un poco de agua en una cacerola. Al gusto se le puede echar un chorrito de vino dulce.

Y preparamos la costra mezclando todos los ingredientes con los dedos. Debe quedar como un serrín un poco pegajoso pero ligero.

Una vez lista la pasta quebrada extendemos las manzanas sobre la masa, repartimos la costra por encima de las manzanas y ponemos la tarta bajo el grill unos minutos cuidando de que no se queme. Se come con tenedor o cucharilla de postre ;-)







viernes, 10 de enero de 2014

Jornadas de fin de año en Bad Alexandersbad

Antes de que pase más tiempo quiero contaros acerca de las jornadas que organiza el VEBU (Vegetarier Bund) cada dos años en Nochevieja. Este año (vaya el 2013) ha tocado en Bad Alexandersbad en Baviera. Y allí estaba yo :-)


Fueron sido cinco días muy intensos en los que hicimos de todo:
Escuchamos conferencias

















Fuimos de excursión:

Pasamos frío:


             y nos inflamos de comer:
todo vegano


















En Nochevieja paseamos con antorchas:


cantamos a coro:

y en Año Nuevo hubo concierto:
con música celta

















y "andaluces de Jaén, aceituneros altivos..."


















Grandes y pequeños compartimos estos días respetándonos, conviviendo, intercambiando ideas y haciendo amistades.

Todos unidos en una causa común:  Permitir con nuestra conducta de consumo que todos los seres de este mundo puedan vivir en paz, dignidad y respeto, libres de explotación, tortura y muerte. Cuidando al mismo tiempo de nuestra salud y la del planeta.



jueves, 9 de enero de 2014

Desayuno energético

¡Buenos días!

Hoy me he levantado llena de energía. El caso es que me desperté antes de lo que acostumbro y después de dar varias vueltas en la cama y darme cuenta de que el sueño me había abandonado por esta noche, decidí levantarme con algo de pereza, hice unos ejercicios de estiramiento, una salutación al sol, abrí las ventanas, y de pronto sentí como si me hubiera tomado ya el desayuno energético, aunque eso ha venido luego.

Pero como el orden de los factores no altera el producto (o al menos eso dicen, aunque muchas veces tengo mis dudas), me he desayunado este tazón de müsli con una infusión de diez hierbas que le compré a un amigo antes de Navidad. Y sigo tan llena de energía que parece que me voy a comer el mundo.

Como era temprano ha salido la foto algo apagadilla

El müsli lleva:

1 manzana
1 mandarina
1 kiwi
14 almendras picadas
5 cucharadas de cereales
Leche de soja y arroz
2 cucharadas de yogur natural de soja
1 cucharada de semillas de linaza molidas
Corn-flakes sin azúcar
1 galletita que aún tenía de Navidad, para adornar

Picamos la fruta (podéis poner otras frutas distintas), añadimos las almendras, los cereales y la leche vegetal. Mezclamos. Encima ponemos el yogur, la linaza y los corn-flakes. Adornamos con la galletita (opcional).
Y... ¡a desayunar! 

Os deseo un día lleno de energía, éxito y alegría.

jueves, 2 de enero de 2014

Feliz año nuevo

¡¡¡ Feliz año nuevo !!! 


Mi deseo para este nuevo año es que todos vivamos en paz, que nos hagamos más conscientes de cómo vivimos y a qué le damos importancia, y busquemos aquello que nos une, no lo que nos separa.

Y aparte de esto os deseo a todos (incluida yo misma) mucha ilusión, salud y alegría.

Yo este año me he propuesto hacer más deporte, “sólo por un año”, a ver qué pasa :)